¡Bienvenido!

Una vez escuché de una persona que la magnitud positiva de una labor personal o colectiva se puede medir por las dificultades que ésta proporciona al llevarla a cabo. Si soy sarcástico daré gracias a Dios, y si no, seguiré luchando.